Cuando vas creciendo la vida te va dando roles. Si eres mujer puedes ser también madre, esposa, hija, hermana, sobrina, y todo lo que desees, aunque algunas veces, esa misma vida te ubica en un lugar donde no quieres estar, desempeñando un trabajo que quizá no te guste o simplemente no elegiste, aun así, lo haces bien, con amor y dedicación. Read More